¿Dónde está el techo de Instagram?

16 Febrero, 2016

¿Dónde está el techo de Instagram?


A lo largo de la corta pero intensa vida de la web 2.0 hemos visto rápidos ascensos y desapariciones paulatinas de diferentes redes sociales y utilidades que parecían indispensables.

Algunas de ellas llegaron a ser hegemónicas en algunos nichos de población, lo que no fue impedimento para su declive. Instagram es desde hace tiempo la perla de las adquisiciones de Facebook, junto a Whatsapp. De hecho, la red social de fotografías tiene mejores perspectivas económicas para aportar a las buenas cuentas que Facebook ha presentado recientemente.

Aunque no hay cifras oficiales, existen estimaciones que cifran entre 1.200 y 2.000 millones de dólares el montante que Instagram habría generado en 2015. No es de extrañar. Grandes estrellas internacionales de la canción, cine, futbolistas… utilizan esta herramienta nacida y crecida en los teléfonos móviles para lanzar sus mensajes más populares.

Tanta es su repercusión, que incluso en más de una ocasión vemos aparecer a Instagram en los titulares de noticias porque famosos han publicado alguna fotografía o vídeo que ha logrado la máxima expectación entre sus fans.

Pero no solo de superstars vive Instagram. También es la red social preferida entre los jóvenes, y sus gestores están comenzando a hacer grandes esfuerzos en su estrategia comercial para acercarse a las pequeñas empresas. Es el paso lógico tras la incorporación de grandes marcas a la red social. Tanto es así, que incluso Forrester Research subrayaba que Instagram es la mejor plataforma para que las marcas interactúen con sus usuarios.

Así pues, cada vez son más los que se suman a esta red social. En su conjunto, a finales de septiembre, la misma compañía celebró que había superado la barrera de los 400 millones de usuarios en tan solo cinco años.

Pero la curva ascendente no da señales de fatiga por el momento. Según un estudio de eMarketer, solo en EE. UU., se prevé que Instagram alcance los 111,6 millones de usuarios en 2019.

¿A qué se debe este éxito?

Enrique Dans, profesor de Sistemas de Información en IE Business School, responde a esta pregunta en su blog y apunta que gran parte de su triunfo se debe a que “es una red social construida en torno a la fotografía, creada por expertos en fotografía que han sabido diseñar un procedimiento en el que el trabajo con la imagen es una delicia, y ofrece una gratificación elevada con un coste bajísimo”.

Dans va un paso más allá de la fuerza de la imagen y menciona el potencial de las conversaciones que se generan: “los más jóvenes utilizan Instagram casi como programa de chat, como sitio en el que mantener conversaciones de todo tipo, aunque en muchas ocasiones la conversación deje de estar relacionada con la imagen que se compartió originalmente”.

Con todo lo expuesto, es difícil establecer dónde está el techo de Instagram, pero hay una cosa clara: ahora más que nunca, una imagen vale más que mil palabras.

CaixaBank también cuenta con su espacio en Instagram

Simplemente tenéis que introducir el nombre de nuestra entidad, “CaixaBank”, en el buscador de la aplicación y la cuenta verificada os aparecerá enseguida. Queremos transmitir los valores que desde hace 110 años marcan la forma de entender el negocio bancario en ”la Caixa” y ahora en CaixaBank. Un modelo de compromiso social y sostenibilidad, apoyado en la calidad y confianza de los clientes. A través de imágenes que no son las habituales en la comunicación de las entidades financieras, el perfil de CaixaBank en Instagram va creciendo poco a poco, y ahí esperamos también vuestras aportaciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *