Plan Marshall: cambio de rumbo en la historia económica europea

29 Mayo, 2017

Plan Marshall: cambio de rumbo en la historia económica europea


Ya sea en la televisión, los periódicos o los libros, todos, en mayor o menor medida, hemos leído u oído hablar sobre el denominado Plan Marshall, conocido oficialmente como Programa de Recuperación Europea. Aunque este forme parte de la historia, lo cierto es que su ejecución y puesta en marcha fue mucho más trascendental de lo que nos imaginamos. Una reconstrucción económica sin precedentes. Pero, ¿qué sabemos de él? ¿Qué conllevó exactamente su implantación?

Para comprenderlo, debemos remontarnos a uno de los capítulos más estudiados de la historia: la Segunda Guerra Mundial. Cuando esta finalizó, el 7 de mayo de 1945, el escenario que se le presentó a Europa fue desolador: el continente quedó devastado por una guerra que se cobró 40 millones de vidas y en él el beneficio económico y social se presentaban inalcanzables.

En medio de este contexto desesperanzador, Estados Unidos decidió tomar cartas en el asunto y ayudar a los países europeos. ¿Cómo? Aprobando, en 1947, la ejecución del Plan Marshall, un programa que invertiría 13.300 millones de dólares en la reconstrucción económica de Europa. Del total, se estima que 3.400 se invirtieron en materias primas y productos semi facturados, 3.200 en comida, fertilizantes y lienzo, 1.900 en maquinaria y vehículos y 1.600 en combustible.

A pesar de la negativa de los partidos comunistas plan Marshall, el plan fue acogido con los brazos abiertos por 16 países europeos, los cuales crearon la Organización Europea para la Cooperación Económica (OECE) con el fin de gestionar eficientemente las ayudas. El país más beneficiado fue el Reino Unido (26 %), seguido de Francia (18 %) y Alemania Occidental (11 %).

Consecuencias del Plan Marshall: Europa renace

Sin duda, la implantación de este programa fue sinónimo de prosperidad y esperanza para Europa. Las cifras hablan por sí solas: durante los cuatro años en los que estuvo vigente el plan, la producción industrial aumentó en un 64 %, la cantidad de acero colado se duplicó y la producción alimentaria progresó un 24 %.

Con todo, podemos afirmar que el Plan Marshall marcó un antes y un después en la historia de la economía europea y mundial. Tan trascendental fue ese capítulo, que incluso hoy en día se sigue nombrando ‘Plan Marshall’ a los proyectos de reconstrucción económica y social.


COMENTARIOS

4 opinión en Plan Marshall: cambio de rumbo en la historia económica europea

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *