RETO 19: Acompañar a los Inconformistas del Deporte hasta la meta

23 Septiembre, 2020

RETO 19: Acompañar a los Inconformistas del Deporte hasta la meta


¿Cómo ha cambiado el deporte paralímpico a lo largo de los años? Los testimonios de José Manuel Ruiz, deportista paralímpico de tenis de mesa y abanderado en los Juegos Paralímpicos de Río 2016, y Sara Revuelta, jugadora de la selección española de baloncesto en silla de ruedas, ambos inconformistas del deporte que representan a dos generaciones distintas, nos ayudarán a descubrirlo.

Junto a nuestros deportistas, repasamos la evolución del deporte paralímpico desde hace unos años hasta el momento actual, prestando especial atención a los logros conseguidos en cuanto a igualdad se refiere y a aquellos retos que todavía quedan pendientes y en los que seguiremos trabajando juntos. Porque en CaixaBank queremos acompañarles hasta la meta, en el deporte y en la vida.

José Manuel, pronto te vas a convertir en el primer deportista paralímpico masculino en ir a siete JJ. PP. ¿Cómo ha cambiado esta competición desde tus primeros juegos en Atlanta 96?

J.M. RUIZ: Ha cambiado muchísimo. Para mí, para un adolescente con apenas 18 años, poder ir a los primeros Juegos Paralímpicos… Apenas llevaba practicando tenis de mesa 5 años, todo pasó tan rápido que… Yo lo he dicho siempre: cuando llegué a Atlanta para mí fue como si a un niño de 5 o 6 años lo llevas a Disneyland. Y es cierto que después, con el paso de los años y tras haber acudido a otras sedes y a otros Juegos Paralímpicos, te das cuenta realmente de ello y tienes la visión de poder comparar.

Sobre todo en las facilidades y hacerle fácil la competición y la vida al deportista.

Contadnos, José Manuel, Sara, ¿cómo han mejorado las ayudas al deporte paralímpico desde vuestros inicios?

SARA REVUELTA: Yo me acuerdo, cuando yo entré en la selección, que se hacían concentraciones en la casa del seleccionador; o sea, estamos hablando de que no hay dinero, nos concentramos en el hospital nacional de parapléjicos y entrenamos ahí porque nos sale gratis y nos quedamos todos a dormir en la casa del entrenador como podamos porque no había dinero para poder coger un hotel o alquilar una pista en condiciones.

Ahora mismo con las becas ADOP se da mucho apoyo a los deportistas para que también tengas un apoyo económico detrás, porque al final gastas muchas horas de tu tiempo y no puedes tampoco tener un trabajo a jornada completa para poder compatibilizarlo.

J.M. RUIZ: Todavía no se nos trata igual que los deportistas olímpicos en nuestro país, pero es verdad que se están dando pasos hacia un pleno reconocimiento e integración también en cuanto a becas y premios económicos por las medallas.

Y dinos, José Manuel, ¿crees que es más fácil ser deportista paralímpico para las nuevas generaciones?

J.M. RUIZ: Cada tiempo y cada generación han tenido sus cosas particulares. Cada uno tiene sus dificultades y ellos también tendrán, seguro, muchas más obligaciones y serán mucho más estrictos los entrenamientos de lo que lo eran cuando yo entrenaba.

Lo que tenemos que tener en común es dar el 100 % en las circunstancias en las que estamos y luchar por el objetivo, que es siempre la excelencia deportiva y conseguir medallas.

¿Cuáles han sido los grandes cambios para vuestra generación?

J.M. RUIZ: Sobre todo ha sido la creación del Plan ADOP, la creación de este plan de ayuda para el deporte paralímpico en el que una serie de instituciones y de administraciones, a través del Comité Paralímpico, decidieron crear este sistema de apoyo. Y por supuesto, nuestras empresas, que se sienten identificadas con los valores que representamos en el día a día los deportistas paralímpicos y deciden apostar por nosotros, por nuestros valores.

Sin ellos y sin todo su aporte, todo esto sería prácticamente imposible. También ha sido muy importante la integración de muchos deportistas paralímpicos en centros de alto rendimiento o en centros de tecnificación.

SARA REVUELTA: Sin haber conocido las generaciones anteriores, yo creo que es el dinero, ese nivel económico que ha ido aumentando, ya sea por lo que refiere al Estado, a los patrocinadores o incluso a las mismas federaciones.

Antiguamente yo me acuerdo que, en baloncesto en silla de ruedas, se jugaba con sillas de calle que no tenían antivuelco, no tenían cinchas, pesaban un montón… Ahora las sillas son mucho más ligeras, con lo cual te puedes mover mejor. Hay mucho más dinero y los equipos te pueden comprar la silla a ti, no tienes que adquirirla tú. Eso en las generaciones anteriores no se tenía y es un gran avance.

¿Cómo han contribuido las empresas privadas y los patrocinios como el de CaixaBank a este cambio?

SARA REVUELTA: Yo creo que todo aquel patrocinio o apoyo que pueda dar una empresa a cualquier deporte paralímpico, equipo o deportista paralímpico de forma individual es muy importante. Sin el patrocinio que tenemos, por ejemplo, en el Comité Paralímpico de todos nuestros patrocinadores, no habría tanto dinero para poder pagar las becas ADOP o para poder llevarnos unos días antes a los juegos para aclimatarnos allí.

J.M. RUIZ: Su aportación ha sido y es fundamental. Sin ellos, todo este camino y esta preparación que tenemos que llevar a cabo, si no imposible, sería mucho más difícil. Muchos deportistas todavía tienen que compatibilizar su vida profesional con la deportiva.

Sé del esfuerzo que tanto el Comité Paralímpico como las empresas han hecho para mantener estas ayudas y prorrogarlas un año más hasta el aplazamiento de los juegos de Tokio, hasta agosto del 2021, y sin duda eso nos va a aportar una tranquilidad para poder afrontar y preparar de la mejor forma posible esos juegos y obtener de nuevo unos resultados muy importantes para nuestro país.

A pesar de los esfuerzos de algunos patrocinadores como CaixaBank, que intentan dar visibilidad a vuestras historias y logros deportivos, ¿creéis que el deporte paralímpico aún tiene poca visibilidad en la sociedad?

SARA REVUELTA: Creo que hemos avanzado mucho con respecto a los últimos años. Ya se nota. Se notó mucho, por ejemplo, la progresión que hubo de Londres 2012 a Río 2016, cómo los Juegos Paralímpicos ya se empezaron a emitir por la televisión, sin embargo en Londres apenas se podían ver —y si hablamos de Pekín, muchísimo menos—, pero creo que aún queda muchísimo por hacer, creo que todavía se sigue gastando muchísimo más dinero en visibilizar el deporte olímpico y no tanto en el deporte paralímpico.

¿Qué creéis que podría ayudar a mejorar el futuro del deporte paralímpico?

J.M. RUIZ: …sin duda ir por los centros educativos concienciando de la importancia y la repercusión que tiene el movimiento paralímpico. Asociaciones, hospitales, centros de rehabilitación… Ir concienciando e ir mostrando de lo que somos capaces los deportistas paralímpicos.

SARA REVUELTA: Yo es que soy muy positiva. Creo que hemos mejorado mucho en poquitos años, creo que de cara a Tokio el año que viene vamos a mejorar todavía mucho más. Se va a dar todavía mucha más visibilidad, en el ámbito nacional e internacional, a estos juegos y yo creo que, poquito a poco, vamos a conseguir más patrocinadores, más ayudas económicas… Y todavía más cambio en la mentalidad de la sociedad a la hora de aceptar el deporte paralímpico como cualquier otro deporte, un deporte olímpico.