26 Agosto, 2019

Big data: la inteligencia de los datos

Más de 7400 millones de habitantes compartimos el planeta Tierra, y más de la mitad de ellos (4388 millones) nos conectamos a Internet. Por ejemplo tú, que estás leyendo este artículo. De entre ellos, más de la mitad (3986 millones) lo hacen a través de smartphones. Son los últimos datos del informe Global Digital 2019 Report que han presentado We Are Social y Hootsuite, donde también se muestra la evolución creciente constante, la cual en este último año ha representado un crecimiento del 9,1%. Pero sigamos con las cifras mareantes. Según el estudio elaborado por Digital Information World, en cada minuto de 2018 se enviaron 18 millones de mensajes a través de WhatsApp, se lanzaron 481 000 tuits y se realizaron 3,7 millones de búsquedas en Google. Además, en 60 segundos se vieron 4,3 millones de vídeos en YouTube y los usuarios de Netflix visualizaron 266 000 horas de contenidos. ¿Te suenan estos servicios? ¿Has utilizado alguno en los últimos días? ¿Tal vez... todos ellos? Es ilustrativo recordar el ejemplo de que la radio tardó nada menos que 38 años en alcanzar 50 millones de usuarios en todo el mundo. La televisión, en cambio, tan solo tardó 13 años. Internet, apenas 4. El iPod, 3, y Facebook, 2 años. Facebook tiene hoy no 50, sino 2271 millones de usuarios en todo el mundo, más que los habitantes del país más poblado, China. Y todos ellos ceden sus datos. Y es que estamos viviendo una época marcada por la revolución de los datos masivos, que nosotros cedemos, de forma más o menos voluntaria, a cambio de la supuesta gratuidad de los servicios. Pero todos estos datos y metadatos que subimos a la red no servirían de mucho si no se almacenaran, clasificaran y analizaran. Y es la disciplina que se encarga de este proceso la que recibe el nombre de inteligencia de datos o big data. A partir de estos datos (o macrodatos) podemos generar conocimiento, productos y servicios. Estos datos permiten, por ejemplo, predecir el tiempo, analizar parámetros de salud, mejorar la eficiencia energética o vender más y mejor. Y es que la inteligencia de datos se encuentra en todos los servicios antes mencionados. Por ejemplo, si te equivocas al escribir una palabra en Google, este la corrige; Amazon, Netflix o Spotify nos muestran productos que nos pueden interesar y Facebook nos sugiere amistades con gente que es probable que conozcamos. En todos esos casos, se está utilizando el big data.Las cuatro «uves» ¿Cuáles son las principales características del big data? Se podrían resumir en lo que se ha dado en llamar las cuatro «uves»: volumen, velocidad, variedad y veracidad. Es decir, gestión de un gran volumen de datos, a la mayor velocidad posible, almacenados junto a una extensa variedad de información, que debe estar constantemente verificada. Volumen: «los datos nunca duermen», se suele decir. Y es verdad: el crecimiento de los datos es constante, se dobla cada 40 meses. Eso significa que se generan más datos en un solo día de los que han existido en los últimos 20 años. Velocidad: la información se procesa tan rápido que podemos conocer datos del presente inmediato y consultar qué es lo que está ocurriendo en el mundo ahora mismo. Esto permite hacer análisis muy detallados –y bastante complejos– que frecuentemente se integran en otros procesos de trabajo y sistemas. Variedad: hay datos de muchos formatos y tipologías, según su procedencia. Se podrían clasificar en: datos públicos (los que poseen las administraciones públicas, por ejemplo, sobre transporte, uso de energía, sanidad, etc.); datos privados (derivados de transacciones comerciales, de la navegación web, de la telefonía móvil, etc.); datos comunitarios (producidos principalmente en las redes sociales y generados por el usuario); y finalmente, datos quantified self (proporcionados por las propias personas que miden y cuantifican sus comportamientos y acciones: por ejemplo, las pulsaciones durante la realización de ejercicio físico que monitorizan los wearables). Veracidad: los datos obtenidos deben ser fiables, íntegros y auténticos, por lo que será necesario confirmar su veracidad. Ello dependerá de las fuentes y los recursos que hayamos empleado para obtenerlos. Afinar la «inteligencia» de este gran volumen de datos, aunque sean veloces, variados y, con suerte, veraces, sigue siendo el gran reto pendiente.

INNOVACIÓN
23 Agosto, 2019

“Nuestro objetivo es crear productos honestos con los clientes y con el medioambiente”

Carlos Camarero, cofundador de BRAVO Food Design, empresa ganadora de los Premios EmprendedorXXI en La Rioja“La carne es una fuente de proteína de gran calidad, altamente digerible, que contiene los ocho aminoácidos esenciales”BRAVO Food Design ha creado Cherky, una marca de barritas energéticas y snacks elaborados a partir de productos cárnicos totalmente innovadores. La empresa, fuertemente comprometida con la sostenibilidad y las buenas prácticas de bienestar animal, rescata la carne como alimento “paleo” (aquellos que ya estaban disponibles en el Paleolítico) y como producto esencial para nuestro organismo. Su propuesta se presenta como una alternativa más sana que la barrita energética tradicional. La empresa ha sido galardonada con los Premios EmprendedorXXI en La Rioja, galardón que pretende dar apoyo y visibilidad a proyectos innovadores. Carlos Camarero es cofundador de la compañía. ¿Qué significa para BRAVO Food Design ser uno de los ganadores de los Premios EmprendedorXXI? Para nosotros es un reconocimiento al esfuerzo que supone para una empresa tan joven invertir en innovación. También, confirma de alguna forma que estamos haciendo las cosas bien y que nuestro proyecto tiene potencial. Además, los Premios EmprededorXXI son un gran escaparate, y ser uno de los ganadores nos proporciona visibilidad en un momento en que queremos dar a conocer Cherky y los productos que hemos creado. ¿Cuál es el concepto que hay detrás de BRAVO Food Design? Nuestro objetivo principal es crear productos que sean honestos con nuestros clientes y con el medioambiente. Es evidente que existe un problema en la alimentación actual; nosotros entendemos que la industria alimentaria y los productos ultraprocesados tienen una responsabilidad muy importante en ello. Por eso nos hemos centrado en desarrollar un catálogo de productos cárnicos sin aditivos artificiales, sin conservantes y sin azúcares añadidos. Nuestros productos están fabricados con ternera criada en libertad y cerdo ibérico de cebo. Además, los snacks Cherky están diseñados para ser consumidos en cualquier momento y lugar. ¿Por qué elegisteis la carne como materia prima para vuestros productos? Nos encanta la carne y somos una empresa cárnica, por lo que innovar en este sector era lo más fácil para nosotros. El sector cárnico es un sector muy grande y muy maduro, y entendemos que hay una buena oportunidad para productos diferentes que aporten valor añadido. Además, desde el punto de vista nutricional, es difícil encontrar ingredientes más densos que la carne. En Cherky nos esforzamos para conseguir carne de calidad proveniente de animales criados de forma responsable, por eso gran parte de nuestros proveedores tienen el sello BIO. ¿Cuáles son las ventajas de su consumo para nuestro organismo? La carne es una fuente de proteína de gran calidad, altamente digerible, que contiene los 8 aminoácidos esenciales (no generados por el ser humano) que el cuerpo tiene que conseguir a través de la alimentación. La carne roja, en concreto, es una fuente rica de vitamina B12, vital para el correcto funcionamiento de prácticamente todos los sistemas de nuestro cuerpo. La carne roja también contiene niveles elevados de otras vitaminas del grupo B. También es una fuente natural muy rica en creatina que, además de contribuir a la recuperación muscular, es una fuente de energía vital para el cerebro. Y para acabar, destacaría que, entre muchas otras cualidades, la carne roja tiene una alta concentración de CLA (ácido linoléico conjugado), un ácido graso muy beneficioso para el organismo. ¿Qué es el CLA y qué efecto tiene sobre nuestro organismo? La ternera proporciona un ácido graso llamado ácido linoleico conjugado (CLA en inglés). Curiosamente, durante la última década se ha observado que el CLA puede ser efectivo en la reducción de la incidencia del cáncer, aunque hay que terminar de demostrar su efecto en humanos. El CLA también ha sido investigado por su capacidad de modificar la composición corporal, por lo que podría jugar un papel clave en dietas de reducción de peso. De hecho, el CLA se puede comprar como suplemento alimenticio en cualquier tienda de nutrición. El consumo de carne, en especial de carne roja, ha adquirido cierta mala fama, ya que ha sido relacionada con la aparición de diversas enfermedades. La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda un consumo limitado de este tipo de producto a partir de diversos estudios. ¿Qué hay de verdad en ello? Somos muy conscientes de la preocupación social que hay en torno al consumo de carne, pero creemos que detrás de muchos de estos estudios se esconde un interés comercial.  Se realizan sobre grupos de control muy heterogéneos, que no son lo suficientemente amplios, por lo que es prácticamente imposible controlar durante el periodo necesario la dieta llevada a cabo por todos sus individuos. También hay que tener en cuenta quién financia cada estudio. Normalmente, son empresas que no quieren que dicho estudio les perjudique. Esto es algo que ya vimos en el pasado, por ejemplo, con el consumo de grasa. En los años 60 se la demonizó, y ahora resulta que no solo es tan mala, sino que, además, es beneficiosa. Aun así, hay varios puntos en los que coincidimos con estos estudios. El primero, es en la desaprobación total de los productos cárnicos ultraprocesados. Estos alimentos están llenos de ingredientes no recomendables para el consumo humano. También compartimos con ellos la preocupación social por las prácticas agrícolas irresponsables, sobre todo con la ganadería de concentración. ¿Una barrita energética Cherky proporciona la misma energía a un deportista que una barrita energética tradicional? ¿Es una opción más sana? No todo lo que tiene forma de barrita es saludable; hay barritas con más azúcar que un ‘donut’. Estamos realizando los primeros estudios nutricionales y lo cierto es que superan nuestras expectativas. Una barrita de 35gr proporciona 9 gramos de proteína, 1,4 gr de grasa, 8,8 gr de hidratos y 97 kcal. Ofrecemos una barrita con unas propiedades nutricionales superiores a la mayoría de productos presentes en el mercado, con la gran diferencia de que está hecha a base de carne, fruta y verdura, por lo que se asimila mucho mejor que una barrita tradicional. ¿Vuestro producto va dirigido únicamente al mundo del deporte? Para nada. Somos una empresa que elabora productos cárnicos y que se toma muy en serio la alimentación de sus clientes. Eso resulta en productos sabrosos pero muy nutritivos. Además de las barritas, tenemos una línea de embutido en formato snack, con un catálogo de sabores más divertido y muy superior nutricionalmente a un embutido tradicional. Como anécdota, comentar que muchas madres nos piden nuestros embutidos para que sus hijos los lleven al cole. ¿Cómo elaboráis los sabores de vuestros productos? La idea es trabajar con ingredientes que combinen y potencian el sabor natural de la carne sin saturar el paladar, para así conseguir un sabor elegante. Nos gusta pensar que hacemos recetas de restaurante en miniatura. Cerdo ibérico con manzana y mostaza, o con cítricos y albaricoque; ternera con ajo negro y café o con remolacha y arándanos son algunos de nuestros sabores. No podía ser de otra forma: si los productos no están ricos no se venden, por muy sanos que sean. ¿Cuáles son las nuevas líneas de producto que estáis desarrollando en este momento? Además de las barritas y de los sticks de embutido de cerdo ibérico y ternera, en 2019 sacaremos una gama con pavo, y tenemos programado el desarrollo de dos nuevas gamas de producto. Vamos a desarrollar el catálogo de snacks cárnicos más potente de Europa. ¿Cómo ha sido vuestro proceso de desarrollo empresarial? Largo pero muy emocionante. En 2016 empezamos a comercializar alimentos del tipo jerky en España. Se trata de uno de los snacks más consumidos en el mundo, y nosotros fuimos pioneros aquí. Ese mismo año empezamos a plantearnos la idea de desarrollar la barrita, y eso desembocó en un acuerdo de colaboración muy estrecho y mucho más amplio de lo esperado con el Centro Tecnológico Alimentario CTIC-CITA (que hemos costeado con fondos propios). La Rioja tiene una industria cárnica tradicional muy potente, y eso nos ha proporcionado oportunidades como la de tener unas instalaciones propias en las que comenzar a elaborar los productos que hemos desarrollado. ¿Por qué el bienestar animal es tan importante para vuestra empresa? Para nosotros esto es básico.  Somos conscientes de la responsabilidad que tenemos como empresa alimentaria en la salud de nuestros clientes, pero también en el impacto que generamos en el medioambiente. Como nuestro objetivo es ofrecer el mejor producto posible, trabajamos con carne de la máxima calidad. En el caso de la ternera, la cría en extensivo o en granja de concentración supone una diferencia brutal, muy similar a un cerdo ibérico de cebo criado en la dehesa o a un cerdo engordado a base de pienso. ¿Qué acciones lleváis a cabo para que los animales que utilizáis en la elaboración de vuestros productos tengan una mayor calidad de vida? Estamos involucrados en un clúster de empresas riojanas formado por La Asociación de Ganaderos de las 7 Villas, el matadero de Logroño y el CTIC-CITA para estudiar cómo mejora la calidad gustativa y nutricional de la carne. Lo que tratamos de hacer es estudiar la diferencia entre una alimentación con pienso tradicional, pienso orgánico y pasto. Por otra parte, el matadero va a reducir el estrés del animal antes de ser sacrificado mediante la mejora de sus instalaciones y nosotros desarrollaremos, junto al CTIC-CITA, dos productos innovadores que pongan en valor esa carne. También estamos certificando nuestros productos con una línea BIO que garantiza una cría más responsable. ¿Qué efectos tiene el bienestar animal sobre el producto final? Estamos hablando de carne infinitamente más sabrosa, cuyo aporte nutricional se ve reflejado en el perfil graso de nuestros productos con unos altos porcentajes de grasas monoinsaturadas y poliinsaturadas, más saludables para el ser humano. Además, es muy importante el retorno que una práctica ganadera responsable tiene en el medioambiente. Los animales, al pastar y moverse por el terreno, promueven la salud y regeneración del suelo. ¿Cuáles son vuestros objetivos a medio plazo como empresa? ¿Pensáis en la expansión internacional? Nuestro objetivo es convertirnos en una empresa de referencia en el sector de los snacks cárnicos en particular y de la alimentación saludable en general. A medio plazo, nuestro objetivo es estar presente en lineales de gran distribución. Nuestros productos, al ser ligeros y sin problemas de conservación, nos permiten vender a través de la web en toda Europa y es algo que hacemos desde el principio.  Más adelante, Inglaterra, Italia, Francia y Alemania son los principales mercados a los que vamos a acceder. ¿Qué consejo le daríais a un joven que quisiera emprender una empresa relacionada con el mundo de la alimentación? Como en todas las empresas, el equipo es lo más importante. En mi opinión, una persona sola puede tener y desarrollar una idea, pero para conseguir escalarla a un nivel industrial y construir una empresa entorno a ella es necesario acompañarse de personas que aporten lo necesario para sacar ese proyecto adelante. Especialmente en alimentación, sector en el que llevar un producto innovador al mercado es muy costoso. En ese aspecto podemos decir que el equipo de socios fundadores hemos tenido suerte.

CORPORATIVO
19 Agosto, 2019

Vishing, cibercrimen telefónico

«Le haré una oferta que no podrá rechazar». Tal vez los métodos han cambiado desde la época de los mafiosos de El Padrino, pero el objetivo sigue siendo el mismo: hacerse con tu dinero de forma ilícita. El último grito, y nunca mejor dicho, del cibercrimen es el vishing, combinación de los términos «voz» (en inglés voice) y phishing, esto es, la práctica de suplantar la identidad de nuestro banco y robarnos usando nuestros datos. La diferencia con este último es el medio utilizado por el vishing para sus objetivos delictivos: la voz, tanto a través de sistemas telefónicos tradicionales como, lo más común, mediante voz sobre IP. Suena el teléfono. El número que aparece en el identificador es uno de tu misma zona geográfica, o tal vez incluso algún número conocido. Descuelgas. Al otro lado de la línea suena una voz robótica que asegura que tu cuenta bancaria ha sido atacada, y que para protegerla, tienes que llamar al número que te facilitan. Y hay que hacerlo rápido, porque si no lo haces, te arriesgas, dice la voz robótica, a perder todo tu dinero. En cambio, si les proporcionas tu número de cuenta o de tarjeta de crédito, aseguran, te pueden ayudar a impedir transacciones fraudulentas con tu cuenta. Esta es solo una de las posibles estrategias que puede utilizar el vishing para hacerse con tu dinero. Otras posibilidades son reclamar impuestos supuestamente impagados, decir que has ganado un premio o un concurso, ofrecer asistencia técnica para poder acceder a tu ordenador, simular llamar en nombre de algún organismo estatal o de alguna asociación benéfica... El único límite es la imaginación de los ciberdelincuentes.¿Qué podemos hacer entonces? Algunas acciones que, si bien no eliminan completamente el riesgo de ser víctima del vishing, sí que lo reducen a su mínima expresión, son: No contestar llamadas de números desconocidos: si el que llama es un timador, responder supone abrirle las puertas, confirmarle que el número está activo, y dejarle la vía libre para que vuelva a llamar. Si en cambio dejamos que salte el contestador, será más fácil averiguar si la llamada es fraudulenta o no. Si contestas, nunca des información personal: los bancos y organismos oficiales nunca te la pedirán, porque ya la tienen. Si te piden tus datos privados por teléfono, empieza a sospechar. Utiliza una aplicación de identificación de llamada: las innumerables opciones de voz sobre IP permiten crear muy fácilmente números falsos. Una buena opción sería descargarse una aplicación específica de identificación de llamada, como por ejemplo Truecaller, que bloquea los números que ya se han confirmado peligrosos, y permite también añadir números nuevos a su base de datos. No obstante, aunque la tengamos instalada, tampoco tenemos que fiarnos al 100% de ella: si nos llama un número desconocido, lo más prudente siempre será no responder. Y si somos víctimas del smishing, esto es, recibimos SMS sospechosos, lo que hay que hacer es fácil: obrar exactamente igual que con el vishing. Por último, si a pesar de todo somos víctimas de alguno de estos cibercrímenes, antes que recurrir a padrinos, siempre tenemos la posibilidad de denunciarlo en internet.

INNOVACIÓN
13 Agosto, 2019

“Nos gustaría que Extremadura se convirtiera en una región productora de tecnología”

José Milara, cofundador de Powertrack, empresa ganadora de los Premios EmprendedorXXI en Extremadura.“Nuestro sistema de transmisión genera un aumento de autonomía en vehículos de combustión de al menos un 15%, mientras que en los eléctricos, reduce el consumo energético en un 8%.”Powertrack es una empresa extremeña que ha desarrollado un nuevo sistema de transmisión llamado InfiTRAN que mejora la eficiencia de los vehículos híbridos y eléctricos. Este sistema también puede aplicarse a la producción de energía eólica. La empresa ha sido galardonada en los Premios EmprendedorXXI. José Milara, su cofundador, espera que este reconocimiento sea el empujón que Powertrack necesita para consolidarse como una de las empresas tecnológicas más punteras de nuestro país dentro del sector de la automoción. ¿Qué os motivó a presentaros a los Premios EmprendedorXXI y qué os ha aportado como empresa? A día de hoy, y habiendo sido premiados a nivel autonómico, este reconocimiento nos ha aportado visibilidad, abriendo la posibilidad a inversores y socios tecnológicos. ¿Cómo surgió la idea de crear el sistema InfiTRAN, patentarlo a escala internacional y fundar vuestra propia startup? InfiTRAn tiene sus orígenes en una startup previa llamada ECOCHE, que fundé junto con Mario Fernández. El objetivo de esta empresa era encontrar un modelo que nos permitiera transformar vehículos de combustión en eléctricos. Más tarde se unió al proyecto Ricardo Arrondo, que en ese momento estaba centrado en el diseño de electrónica ECO. Después de un tiempo trabajando en el modelo de vehículo eléctrico y en la transformación de vehículos de combustión a eléctricos 100%, vimos mucho más viable centrarnos en un producto concreto: la transmisión. Esto nos permitiría conseguir nuestro objetivo, entrar en la movilidad eléctrica y ser parte del proceso de transición de vehículos con motor de combustión a eléctricos, pasando por los híbridos. A fin de cuentas, InfiTRAN puede utilizarse en los distintos modelos mejorando las prestaciones para cada caso concreto. ¿Qué es el sistema InfiTRAN (sistema de transmisión de potencia) y cómo funciona? InfiTRAN es un sistema de transmisión. Está basado en el modelo continuamente variable con derivación de potencia y en el modo de variador de poleas con correa metálica y relación de trenes epicicloidales. El sistema InfiTRAN permite, con una entrada de revoluciones constantes del motor, que se pueda obtener a la salida la velocidad y el par necesarios en función de las necesidades del vehículo. ¿De qué partes se compone el sistema y cuáles son sus aplicaciones prácticas? InfiTRAN está compuesto por dos poleas y varios conjuntos de engranajes pensados para que el motor, independientemente de su tipo, funcione en la franja óptima de revoluciones. Es por ello por lo que hemos centrado el nicho de negocio en la automoción. Además de este sector, nuestro sistema de transmisión puede utilizarse en otras áreas, como por ejemplo en molinos eólicos, lo que permitirá para mejorar su eficiencia en la producción de energías renovables. Contamos con un diseño que optimiza su funcionamiento y mejora el rendimiento del motor. ¿En qué consiste la tecnología CVP y qué papel juega dentro del sistema InfiTran? CVP es el acrónimo de Potencia Continuamente Variable, valor que, unido a los distintos trenes de engranajes, nos permite desarrollar InfiTRAN. Al ser un sistema continuamente variable, permite que no haya saltos escalonados en los cambios de velocidad y que los procesos sean fluidos, evitando los picos de consumo y tensión. ¿Qué ahorro energético supone para un vehículo utilizar vuestra tecnología? Nuestro sistema genera un aumento de autonomía en vehículos de combustión de un 15%, mientras que en los eléctricos reduce el consumo energético en un 8%. Los modelos de caja de cambio manual, automática o CVT se caracterizan por aumentar las revoluciones para después bajarlas hasta un punto óptimo. Todas las personas que han conducido un vehículo con CVT o caja de cambio automática han podido comprobar que al pisar el acelerador aumentan rápidamente las revoluciones, y cuando alcanzas la velocidad que querías, van bajando. Esto en los vehículos de combustión genera un alto consumo en los motores térmicos e híbridos. En el caso de los vehículos 100% eléctricos, actualmente no se utiliza la caja de cambios. Esto nos lleva a que cuando pisamos el acelerador el motor nos da todo el par. Lo que ocurre es que los coches eléctricos no están enchufados a la red eléctrica y su energía se almacena en baterías. Por tanto, al acelerar y no tener nuestra CVP InfiTRAN, se genera desgaste en el motor por los picos de tensión, factor que provoca desgaste en las baterías. Por lo tanto, el uso del CVP InfiTRAN garantiza el ahorro de consumo y la durabilidad del motor y las baterías. ¿Y para una empresa del sector energético? En el sector de la producción de energía renovable como por ejemplo la energía eólica, nuestro sistema garantiza que, aunque la velocidad del viento sea baja, la producción de energía sea constante. Es decir, gracias a InfiTran hay un aumento en las prestaciones de la producción de energía eléctrica. ¿Cuáles son las principales ventajas de InfiTran? InfiTRAN proporciona una reducción de los requisitos de par y potencia del motor, y por tanto, de su tamaño, de un 25%. Ofrece, también, un aumento de autonomía en un 15% en vehículos de combustión y un 7% en vehículos eléctricos gracias al funcionamiento en el área de máxima eficiencia del motor. Por otro lado, el sistema simplifica la electrónica de potencia del vehículo, además de reducir costes de fabricación, gracias a su versatilidad y a su ágil implementación en el sistema de producción. ¿Qué diferencia InfiTran de otros sistemas del mercado? ¿Cuál es la importancia de la reversibilidad en vuestro producto? El sistema InfiTRAN, a diferencia de otros sistemas, abre un amplio abanico de posibilidades en diferentes mercados. En la automoción, por ejemplo, para unas revoluciones óptimas garantiza la variación de velocidad incluso en marcha atrás. Mientras que, en el caso de la eólica, a una entrada variable garantiza una salida constante. En ambos casos el diseño mecánico y electrónico nos da la mejora de las prestaciones en ambos sistemas, garantizando su eficiencia y mejor funcionamiento. ¿Pensáis en la internacionalización? Desarrollar este proyecto tiene como principio la internacionalización, básicamente porque InfriTRAN es un componente que se utiliza en todos los vehículos. Poder implementarlo en un modelo y mostrar sus ventajas nos abrirá el camino a la internacionalización en aquellas marcas de automoción que decidan utilizar nuestro producto en sus vehículos. Este proyecto tiene y debe de poder llegar a los OEM (fabricantes de automóviles); es el objetivo desde el principio, por ello la internacionalización es obligada. Háblanos de vuestra nueva planta piloto, ¿cuántos puestos de trabajo generará? En un primer año, que dedicaremos a la optimización del desarrollo, la plantilla de la empresa llegaría a unas 12 personas. A partir de la optimización del diseño e inicio de industrialización podríamos llegar a 25 personas, pues ya iniciaríamos el trabajo en la planta de fabricación. Nuestro objetivo real es poder tener una planta de desarrollo continuo, en la que se crearían diferentes plataformas de trabajo con un crecimiento escalable. ¿Posibles puestos de trabajo? Quizá a unas 100 personas en los próximos 10 años. ¿Cuáles son los principales escollos que habéis superado para lograr alcanzar el objetivo de crear vuestra propia empresa? En un principio la parte económica, la obtención de fondos que nos permitieran desarrollar el proyecto. Además de los fondos propios, hemos tenido que recurrir a financiación para conseguir el capital que nos permitiera desarrollar este proyecto. Como empresa extremeña, ¿pensáis que vuestra compañía podría convertirse en el dinamizador económico de una comunidad autónoma con pocas compañías centradas en el sector automovilístico? Sí, siempre pensamos que sería un motor de innovación y desarrollo de un nicho de mercado que aún no se ha desarrollado en Extremadura, ni en España en general. Debido a la escasez de apoyo económico recibido, estamos desplazando a nuestro personal a la Universidad Politécnica de Madrid de forma provisional. También nos estamos acercando a la  Comunidad de Navarra, donde se encuentra nuestro socio, para poder aprovechar sus instalaciones. Solo así podremos encontrar posibles inversores y/o industrias paralelas en las que podamos encontrar partners que nos permitan seguir creciendo. ¿Dónde os veis cómo empresa dentro de diez años? Para esas fechas ya habremos desarrollado la trasmisión para vehículos y esperamos estar fabricando trasmisiones para las marcas OEM que apuesten por nuestro sistema y tecnología. Esto nos habrá dado pulmón financiero para desarrollar nuevas aplicaciones centradas en la energía eólica, que probablemente podamos implantar próximamente. ¿Cómo ves el emprendimiento en España? ¿Habéis notado algún cambio en los últimos años? En España se entiende de una forma errónea el I+D. En este país se apoya muy poco la innovación, lo que nos condiciona a depender de otros países. Creemos que se debería apostar más por la innovación, igual que se hace con otros sectores como el agrícola, por ejemplo. En Extremadura hay movimiento, pero creo que se sigue apostando por la producción, no por la Innovación y Desarrollo de nuevas tecnologías. Sobre todo en nuestro sector, por lo que hemos visto, el apoyo económico está en proyectos productivos ya consolidados, no en la creación de nuevas tecnologías que comporten un pequeño riesgo en capital/tiempo. Nos gustaría que la Comunidad de Extremadura se convirtiera en una región productora de tecnología, así que desde nuestra empresa instamos a la Comunidad de Extremadura a que piense que es posible avanzar hoy y estar a la cabeza del cambio no a la cola.  Hay que recordar que Extremadura está situada entre dos grandes capitales, Madrid y Lisboa, una gran ventaja estratégica para las empresas que no se está aprovechando.

CORPORATIVO
12 Agosto, 2019

Cómo aumentar tu seguridad al usar redes wifi públicas

Aunque son muy fáciles de utilizar, las redes públicas pueden ser un punto de vulnerabilidad que deje expuestos nuestros datos privados Son como oasis en el desierto. Las redes wifi públicas nos ofrecen conexión en momentos en los que queremos acceder a internet y no podemos. Por ejemplo, cuando se nos han acabado los datos en nuestro teléfono móvil. También cuando viajamos fuera de la Unión Europea y no queremos sufrir las consecuencias del roaming. Si queremos descargarnos algún archivo pesado o trabajar fuera de casa, respiramos aliviados al comprobar que hay una wifi gratuita disponible. Viajar a bordo de un tren por lugares sin cobertura y poder conectarse también es motivo de celebración para muchos. Tener disponible una conexión a internet de manera gratuita siempre es una alegría. Sin embargo, no todo son ventajas con las redes wifi públicas o aquellas que detecta nuestro dispositivo y no requieren una contraseña para entrar. Precisamente porque son accesibles para todo el mundo, son también un imán para terceras personas interesadas en acceder a los dispositivos que se conectan a estos puntos.La mayoría de las redes wifi públicas no requiere una autenticación para su utilización. Por este motivo, un hacker que utilice la misma red que nosotros para conectarse podría acceder a la información no cifrada que compartamos o incluso a la que esté almacenada en nuestro equipo. En otras palabras, podría observar y comprender sin cortapisas lo que hacemos desde nuestro dispositivo. El tipo de información que se podría ver comprometida abarca correos electrónicos importantes, información financiera e incluso las credenciales que se utilizan para acceder a la red de una empresa. Esto permite a quien la intercepta suplantar posteriormente la identidad del propietario para entrar en distintos sistemas. En cualquier caso, el peligro de acceder a una red wifi no segura no solo tiene que ver con un posible robo de datos. También expone el dispositivo que conectemos a recibir malware. Por ejemplo, Kaspersky explica que algunos crackers consiguen piratear el punto de conexión para que aparezca en la pantalla una ventana de actualización de un conocido programa cuando el usuario se está conectando. Al hacer clic en la ventana, el malware comienza a funcionar.¿Significa esto que debemos decir adiós a las redes wifi gratuitas? En absoluto. Por fortuna, existen algunas medidas que se pueden adoptar para aumentar la seguridad al emplearlas y reducir las posibilidades de exponer datos o dispositivos a las malas intenciones de terceros. Estas precauciones también se deben tomar si tratamos de conectarnos a una red pública que requiera una contraseña para acceder a ella. Aunque tiene un grado más elevado de seguridad que otra que no la exija, no deja de ser un entorno de riesgo en el que se conectan muchos usuarios. Una de las maneras más seguras de utilizar una red wifi pública es hacerlo mediante una red privada virtual o VPN. Básicamente, consiste en crear una red local para conectar un dispositivo a un sistema que no está físicamente presente, como puede ser el caso de un trabajador que se quiera conectar a la red de su empresa en remoto. Las redes VPN incluso permiten ocultar el lugar desde el que nos estamos conectando. Normalmente, los dispositivos se enlazan a un proveedor de internet y, desde ahí, a un sitio web. Al utilizar una de estas redes, la conexión desde el proveedor de internet se dirigirá directamente al servidor VPN y, desde allí, partirá a su destino a través de una conexión que normalmente estará cifrada. En la práctica, la dirección IP del dispositivo será la del servidor VPN, por lo que a todos los efectos parecerá que se está conectando desde allí. Y lo más importante: la información que comparta el dispositivo con su red estará encriptada y, por tanto, protegida frente a terceros. En resumen, el uso de una red VPN añade una capa extra de seguridad a nuestra conexión y es la mejor opción que existe si debemos acceder desde una red gratuita a entornos con información sensible, como la red de nuestra empresa o alguna aplicación financiera. En cualquier caso, este método no es infalible y conviene utilizar siempre conexiones lo más seguras posibles para acceder a este tipo de entornos.Además del empleo de una VPN, se pueden adoptar otras medidas muy sencillas para aumentar la seguridad de los dispositivos, especialmente en sus conexiones a redes no seguras. Una de ellas consiste en indicarle al equipo que nos estamos conectando a una red pública, una opción disponible en Windows para poner sobre alerta al sistema de que no estamos utilizando una de nuestra total confianza. También conviene contar con un antivirus actualizado. Muchas de estas aplicaciones no solo protegen los equipos de malware, sino que también detectan y bloquean intentos de ataque por parte de terceros. Asimismo, es muy recomendable actualizar los parches de seguridad que facilitan los fabricantes del software que utilizamos. Existen otras puertas que conviene cerrar para mantener a salvo nuestros datos y dispositivos. Una de ellas es la sincronización en segundo plano de agendas, calendario, descargas de correo electrónico y realización de copias de seguridad. Al menos mientras estemos conectados a una red wifi no segura, lo mejor es detenerla para evitar que otros interfieran. Desactivar el sistema wifi de los dispositivos cuando se encuentren lejos de sus redes habituales es otra precaución recomendable. Se debe tomar en conjunto con otra: limpiar la lista de puntos de acceso memorizados y dejar solo los realmente confiables. La razón es sencilla. Tal y como explica la Oficina de Seguridad del Internauta, un atacante puede suplantar una red wifi de la lista de favoritos y conseguir que el dispositivo se conecte automáticamente. Así, se situaría entre el punto de conexión y el usuario. Sin saberlo, este comenzaría a enviarle información sin ningún tipo de restricciones. El resto queda a merced de la imaginación del hacker y sus intenciones. El sentido común suele ser el mejor consejero a la hora de aumentar nuestra seguridad en un mundo que cada vez está más conectado. Disponer de la información adecuada nos ayudará, además, a multiplicarla.

INNOVACIÓN