15 Octubre, 2019

¿Cuánto falta para que llegue el coche autónomo?

Si se desea ver un vehículo circular sin conductor, no es necesario desempolvar el VHS para ver un episodio de El Coche Fantástico. Basta con encontrar un vuelo barato a Gotemburgo (Suecia) y darse un paseo por el puerto. Allí, una especie de coche deportivo tira de un remolque para mover contenedores. No hay nadie tras el volante: se trata de un nuevo concepto de camión autónomo que ya ensaya Volvo en entorno real. En realidad, son muchas las pruebas que se realizan con automóviles autónomos de nivel 5 —es decir, los que no necesitan la intervención de un humano para circular— en todo el mundo. Incluso Google ha anunciado ya la construcción de la primera fábrica que se dedicará a producir coches totalmente automatizados de manera masiva. La tecnología en los vehículos está ya lista para el nivel 5 de la conducción autónoma, el máximo de los seis que marca la Sociedad de Ingenieros de la Automoción (SAE). Un ejército de sensores, centralitas, software y sistemas de intercambio de datos a bordo lo hacen posible. Si los automóviles están ya preparados para dejarnos viajar en su interior leyendo el periódico en lugar de conduciéndolos, ¿por qué todavía seguimos aferrados al volante? La respuesta hay que buscarla fuera: ni las infraestructuras ni la legislación están adaptadas todavía para que estos coches tan inteligentes puedan circular sin supervisión. Eso sí, todo apunta a que no tardarán en estarlo.Uno de los principales escollos que se encuentra el coche autónomo para convertirse en un habitual de las carreteras tiene que ver con la transmisión de datos. Para que un vehículo pueda circular solo de manera segura, tiene que comunicarse con su entorno. Percibir si hay algún obstáculo para poderlo esquivar. Saber si las condiciones meteorológicas son complicadas para calcular otra ruta. Incluso si puede acudir al taller más próximo en caso de detectar alguna avería. Todo esto solo es posible si el vehículo emite y recibe información de ese entorno que lo rodea. Los coches autónomos tienen que comunicarse con otros vehículos, usuarios de la vía e incluso con infraestructuras como el mismo asfalto o los semáforos. Manejar semejante cantidad de datos y hacerlo a la velocidad necesaria para que el vehículo reaccione a tiempo es muy complicado con la tecnología actual. Sin embargo, la llegada de las redes 5G puede solucionar este problema. De hecho, la tecnología 5G es la que permitirá desarrollar un proyecto piloto en Barcelona liderado por Telefónica y Seat que actuará como primer paso para una conducción cooperativa y autónoma en la ciudad. Esto será posible gracias a dos características de la tecnología 5G: su baja latencia, que permite a los vehículos recibir y enviar información instantáneamente, y la posibilidad de aplicar la edge computing, una tecnología relacionada con el internet de las cosas (IoT) que permite analizar datos locales en tiempo real. Todo esto, unido a la gran capacidad de transmisión de datos que ofrece el 5G gracias a su ancho de banda, significa que esta tecnología puede ser la pieza que faltaba para hacer que coches, infraestructuras y otros usuarios de la vía se comuniquen y que lo hagan de manera eficaz. De esta manera, una cámara de un semáforo puede avisar a los vehículos de que hay un atasco y deben evitarlo. También las ambulancias podrán avisar de su presencia varias calles antes de encontrarse con un automóvil, para que este pueda tomar la decisión más adecuada sobre su ruta. Incluso sensores instalados en las autovías podrán alertar a los automóviles de que el asfalto se está helando kilómetros antes de su llegada. Además, el smartphone o los dispositivos wearable de peatones y ciclistas alertarán de su presencia en el futuro para evitar atropellos.Es posible que la llegada del 5G precipite la llegada de los coches totalmente autónomos a las calles. Sin embargo, no parece que esto sea posible antes de 2030. Al menos así lo estima el grupo GEAR 2030, que integran expertos de la industria, la investigación e instituciones públicas. Será en esa década, afirman, cuando se producirá el desarrollo pleno del coche totalmente autónomo. De hecho, ha elaborado una serie de recomendaciones para asegurarse de que el entorno necesario para su circulación, tanto a nivel público como legislativo, esté listo para entonces. Una de las razones tiene que ver con la adaptación de la legislación a la nueva realidad del coche conectado. Y no es tan sencillo como hacer un par de cambios en la Ley de Seguridad Vial. En este sentido, los juristas se enfrentan ya a cuestiones como la categoría jurídica de los robots, los niveles de autonomía que coexisten, el concepto de responsabilidad civil en estos casos, quién debe indemnizar por daños en caso de accidente o cómo enfrentarse a un producto defectuoso. Mientras, los coches autónomos de distintos niveles coexistirán en las carreteras. Así, se espera que el 99% de los coches que se vendan en 2035 tenga características de conducción autónoma de nivel 3 (automatización parcial) o 4 (alta automatización). Esto planteará una mayor complejidad a la hora de decir adiós al volante de manera definitiva. La razón es que vehículos con humanos dentro tomando decisiones y otros que circulan prácticamente por sí solos coincidirán en una misma calle. Si hay algún problema, ¿quién asumirá la culpa?, ¿cómo procesará la situación el automóvil totalmente automatizado? Son cuestiones muy complejas a las que tecnología y legislación deberán dar una respuesta.

INNOVACIÓN
10 Octubre, 2019

Reto 9: Los medallistas hablan de su experiencia en el Mundial de Natación

Del 9 al 15 del pasado mes de septiembre se celebró en Londres el Mundial de Natación Paralímpica, del que la selección española regresó a casa con un total de 14 medallas.Entrevista a Toni Ponce, plata (en los 200 libres, categoría S5) y dos bronces (uno logrado en la final de los 100 metros braza y otro, en los 100 libres), y Óscar Salguero, plata 100 metros braza, clase S8 (se quedó solo a 13 centésimas del cetro mundialista).-Toni Ponce: Desde 2017 siempre estamos concentrados juntos en la semana de competición. Pese a la diferencia de edad, nos compenetramos muy bien y nos apoyamos mucho el uno en el otro. Por eso, siempre damos al seleccionador la misma premisa: que, por favor, nos ponga juntos en el hotel. Óscar es un chaval joven pero muy maduro, que sabe lo que quiere en cada momento. Ambos somos muy cabezones (ríe). -Óscar Salguero: Yo creo que tenemos las ideas muy claras y una mentalidad muy parecida. No vamos a los entrenos a pasar el rato, sino a aprovechar al máximo y a dar el cien por cien. -Ahora que ha concluido la competición y habéis tenido tiempo de digerir los resultados, ¿qué valoración hacéis de vuestro rendimiento en el reciente Mundial? -T. P.: Personalmente, la valoración ya la hice hace una semana, nada más volver de Londres. Ahora, sinceramente, ya estoy pensando en la siguiente temporada. Pero, en cualquier caso, es muy positiva, porque me había marcado el objetivo de conseguir tres medallas. Y así lo hice. La espinita que se me quedó clavada fue lograr el bronce de los 100 metros braza, categoría en la que me hubiera gustado estar un poco más arriba en el podio. Ahora toca mirar vídeos, míos y de los rivales, porque tenemos un año para trabajar duro y ser más competitivos de cara a los juegos de Tokio. -Óscar Salguero: Por mi parte, creo que ha sido uno de los mejores campeonatos que he hecho. Pero no fue fácil, porque a mí me tocaba nadar el último día, e iba viendo cómo, a medida que transcurría la competición, a algunos de mis compañeros no les salían las cosas como deseaban. Eso me generaba ciertas dudas, aunque en el fondo sabía que estaba en mi mejor momento. Finalmente, logré el objetivo que me había fijado con mi entrenador, que era mejorar mi marca personal. En mi caso también, el único sinsabor fue no conseguir ganar a mi rival y quedarme a 13 centésimas del oro. -Fuera del aspecto deportivo, ¿con qué os quedaríais de esta experiencia? -T. P.: Yo, personalmente, con la convivencia con mis compañeros y con Jaume Marcé, nuestro entrenador. Se responsabiliza de un grupo grande de chicos y chicas y no todos obtienen los mismos buenos resultados. Por eso creo que, para él, no siempre debe de ser fácil gestionarlo; por eso intentamos ayudarle. -Y vosotros, ¿cómo lleváis la presión? -Ó. S.: Antes me influía más y me ponía más nervioso. Pero este año mi entrenador y yo hemos abordado la prueba de una forma distinta. Y estoy muy contento con el resultado. Básicamente, he intentado aprovechar un poco los días antes de la competición, cuando no tenía que entrenar, para relajarme, desconectar de la piscina y, por ejemplo, ir a pasear por Londres con mi familia. Si bien es cierto que noto mucho la evolución física y técnica que he hecho últimamente, no menos importante es todo lo que estoy aprendiendo en gestión emocional. Cuando empecé en esto era un crío y no llevaba nada bien la forma en que tus oponentes intentan intimidarte antes de una prueba, mirándote fijamente, riéndose de ti, intentando ponerte nervioso. Ahora he cambiado. Voy a la mía y no me fijo en nada ni en nadie. En ese sentido he evolucionado mucho. -T. P.: Yo también creo que he estado bastante concentrado. De todas formas, intento ponerme solo la presión justa, ni más ni menos. En este sentido, trabajamos mucho con Edu, el psicólogo del CAR, visualizando situaciones de estrés para saber cómo afrontarlas cuando te encuentras frente a ellas. Este año quizás necesitemos un poco más de ayuda para gestionar los nervios de cara a Tokio. Porque a veces la cabeza no te ayuda mucho. -¿Cómo son las últimas semanas antes de una competición de este nivel? ¿Os preparáis de alguna forma específica? -T. P.: En realidad, a mí me gusta ver el resultado como la suma de un todo, del esfuerzo de todo el año, desde que empezamos la pretemporada. -Ó. S.: Pero sí que es cierto que en las últimas semanas haces menos horas de gimnasio, para descansar la musculatura, haces simulacros de competición con el bañador oficial, cuidas más la alimentación –no necesitas comer tantos carbohidratos porque tampoco consumes tanta energía– y trabajas junto al biomecánico del CAR (Andreu Roig) para analizar vídeos de nuestros propios entrenamientos y poder, de esa forma, rascar algunas décimas de segundo puliendo ciertos detalles. Buscamos la perfección. -Son esas ansias de superación las que pone en valor la campaña Inconformistas del deporte de CaixaBank. -T. P.: Yo tuve la oportunidad de participar activamente en la definición de dicha campaña. La entidad convocó a unos cuantos atletas para que pudiéramos aportar nuestra visión del deporte paralímpico en primera persona. Y les dijimos que preferíamos que no se pusiera el acento en la discapacidad. La tenemos, claro; no lo negamos. Pero eso no nos hace diferentes a los atletas convencionales. Nos esforzamos igual, lo intentamos sin desfallecer, nos enfrentamos a nuestros hándicaps. Por eso, lo que hacemos no vale ni más ni menos. Y no necesitamos la compasión de nadie. -¿Qué representa para vosotros que una entidad tan potente como CaixaBank apueste por el deporte paralímpico? -Ó. S.: A mí me llena de satisfacción, porque mi objetivo es que un día nos den las mismas becas que a los atletas olímpicos, y seamos igual de conocidos. El apoyo de CaixaBank contribuye a esa visibilidad y reconocimiento. -T. P.: Lo fácil es apostar por el deporte olímpico, así que estamos muy agradecidos por toda la difusión que están haciendo a nivel mediático. Gracias a ellos –y a otras empresas como Ámbar o Luamvi–, el deporte paralímpico es cada vez más reconocido, hay más dinero, llegamos a más gente. Pero no para dar lástima, sino para plasmar la rivalidad bien entendida, el espíritu competitivo, la autoexigencia y la superación diaria. -Pero aún queda mucho camino por hacer… -T. P.: En España se percibe una mejora. Pero, por supuesto, hay otros países que nos dan mil vueltas, como por ejemplo Inglaterra. Sin ir más lejos, el reciente Mundial no debía celebrarse allí, sino en Malasia. Pero por motivos políticos no podía ser. Y a Inglaterra no le faltó tiempo para levantar la mano y organizar la competición. Y nada menos que en su piscina olímpica. -Ó. S.: A mí me ha sorprendido mucho la consideración y el seguimiento que tiene el deporte paralímpico en Londres. Se valora muchísimo, se difunde en las redes sociales, se ven anuncios en el metro y por la ciudad… Solo había que ver lo llenas que estaban las graderías durante la competición. Fuente: SPORT, Alberto González.Si quieres escuchar más sobre ellos, haz clic en sus pódcast:

CORPORATIVO
09 Octubre, 2019

HUUB y Seacliq, empresas portuguesas ganadoras de los Premios EmprendedorXXI

HUBB y Seacliq son dos de las empresas portuguesas que se presentaron a la 21.ª edición de los Premios EmprendedorXXI. Ambas resultaron vencedoras en la categoría sectorial. HUUB, con plataforma logística integrada y completamente dedicada a la industria de la moda, ganó en el sector Commerce Tech. Seacliq, reconocida en el ámbito Agro Tech, ha creado una plataforma electrónica basada en blockchain para la primera venta de pescado.   Una plataforma integrada para gestionar la cadena de suministro en la industria de la moda ¿Cómo y cuándo surgió la idea de crear HUUB? Todos los integrantes de HUUB hemos tenido contacto, de una forma o de otra, con los dos ejes elementales que han gobernado el proyecto desde su concepción: el comercio minorista y la logística. Y todos éramos conscientes de las ineficiencias existentes, especialmente en los procesos de internacionalización del negocio, incluso en los grandes grupos nacionales. Sabíamos que la tecnología sería el tercer gran eje que resolvería este problema: así surgió la idea de crear un negocio basado en una plataforma con capacidad para gestionar la totalidad de la cadena de suministro de marcas de moda con el objetivo de alcanzar la máxima eficiencia. ¿En qué consiste exactamente? HUUB es un acelerador de marcas de moda. En la era global, HUUB se posiciona en el centro de un ecosistema dinámico, la cadena de suministro de todos sus clientes y socios, con un objetivo claro: hacer crecer el negocio de todos. Por ello desarrollamos una plataforma logística integrada y completamente dedicada a la industria de la moda llamada Spoke. Spoke realiza la gestión de la cadena de extremo a extremo, desde los proveedores hasta el cliente final ─ya sea B2B o B2C─ en más de 120 mercados, siempre con total visibilidad de los procesos y las interacciones. La ventaja competitiva reside en la agregación de múltiples servicios en un único punto y en una simplificación de la tarificación inspirada en el modelo SaaS (Software as a Service), lo que garantiza una previsibilidad y gestión total que, a su vez, permite a los clientes centrarse en lo que consideramos lo esencial: el diseño y las ventas. ¿Cómo puede ayudar la plataforma Spoke a la industria de la moda en Portugal? Tenemos un vínculo muy estrecho con la industria de la moda en Portugal, especialmente con el tejido productivo nacional que alimenta este sector, que es de los más lucrativos en todo el mundo. Ya nos beneficiamos directamente con clientes por el hecho de que producen en nuestro país, pero también hemos conseguido que algunos clientes empiecen a producir aquí, a pesar de que no es nuestro core. Esta es una vertiente de beneficio directo, pero si nos fijamos en toda la digitalización que la plataforma aporta a la industria, creemos que el sector de la moda puede beneficiarse mucho de un proyecto como el nuestro. ¿Cómo conseguisteis llegar a las marcas internacionales y atraerlas a vuestra cartera de clientes? Fue un proceso absolutamente natural porque, en realidad, HUUB empezó precisamente con una marca alemana. La necesidad y la ventaja competitiva de estas marcas reside en el hecho de que producen en nuestro país. Hoy tenemos marcas de 18 países, por lo que en nuestra empresa, en lo que se refiere a las marcas, los centros de producción o los mercados de distribución, somos verdaderamente agnósticos con respecto a la geografía. ¿Habéis pensado en aplicar vuestra plataforma a otros sectores de la industria? Creemos que el sector de la moda tiene una masa crítica, un potencial de negocio y una complejidad que nos ocupa en todos los parámetros. Sin embargo, sabemos una cosa: si estamos preparados para trabajar en la logística de esta industria, estamos preparados para muchas otras, porque las exigencias y la complejidad del universo de la moda son muy elevadas. ¿Qué consejos daríais a otros emprendedores que quieran iniciar su propia aventura empresarial? Sea cual sea la idea, el producto o el servicio, se trata siempre de un negocio. Y no hay negocio activo que no sobreviva a lo que llamamos el test del mercado. Vemos muchas startups completamente obcecadas con inversores y no tenemos dudas de que son muy importantes, como lo han sido para nosotros. Pero, por encima de todo, la idea tiene que tener la aceptación del mercado que se pretenda alcanzar. No puede empezarse la casa por el tejado.La Lonja Digital: tecnología al servicio del sector pesquero para rentabilizar el negocio ¿Cómo nació Seacliq y por qué se centró en el sector de la pesca? Seacliq es una subsidiaria de Bitcliq, compañía especializada en el desarrollo del nicho de mercado de la Lonja Digital. Bitcliq es una empresa que surgió con un espectro de actuación un poco más amplio, el desarrollo de proyectos para la industria. Pronto le surgió un desafío para el sector pesquero: ayudar a una flota de pesca industrial con sede en Ghana, en África. Seacliq nació a partir del reto de crear una plataforma tecnológica que le ayudase a gestionar todas las operaciones. El objetivo era conocer los gastos asociados a todas las embarcaciones para poder establecer un precio justo y que fuese rentable. ¿Cómo "descubrió" Seacliq ese cliente? Fue una coincidencia. Un viejo contacto me presentó el reto y el timing fue perfecto. Este era "el proyecto" que Seacliq estaba buscando, no solo para obtener nombre e impulso internacional, sino también y, principalmente, para tener la oportunidad de crear soluciones diferenciadoras. Un año después, la solución se había implementado, con éxito, en los barcos del que era el mayor procesador mundial de atún. A partir de esa fecha, la empresa conseguía hacer la gestión en tiempo real, y permitía conocer no solo lo que se había pescado, sino también el valor de cada tonelada de pescado. ¿En qué consistió la solución? Creamos un software que los barcos pudieran usar fácilmente para recoger datos de los sensores y de los propios usuarios ─los miembros de la tripulación. El objetivo era presentar la información de forma organizada, transmitirla por satélite de forma optimizada para no disparar los costes de comunicación, recopilarla en la nube y realizar los análisis necesarios para dar los indicadores en tiempo real. Tras el éxito de la gestión operativa, que fue el primer paso, nuestros clientes comenzaron a ver el potencial de empezar a trabajar la vertiente de la trazabilidad y la cuestión de la sostenibilidad en el sector. De pronto, teníamos una herramienta que, además de permitir al gestor tomar decisiones, posibilitaba que el comprador dispusiera de información sobre el pescado que estaba comprando. ¿Cómo surgió la "Lonja Digital"? En 2017, tuvimos la oportunidad de participar en un encuentro mundial para debatir el futuro de las comunicaciones por satélite. Pero había una condición: teníamos que producir un vídeo que mostrara la aplicación de la tecnología para presentarlo en la conferencia. La proximidad del evento nos llevó a buscar la posibilidad de implementar nuestro negocio en Portugal, en detrimento de África o Asia, donde teníamos los proyectos. Esto fue el principio de la Lonja Digital, sin serlo todavía. ¿Detectasteis entonces una oportunidad de crecimiento? Sí. Empezamos a preguntar a los pescadores si ellos veían alguna ventaja en tener una herramienta de gestión operativa. Sin embargo, lo que ellos realmente necesitaban eran nuevas formas de realizar la venta del pescado, porque la subasta tradicional no terminaba de encajar con sus necesidades. Y nosotros pensamos que esta podría ser una oportunidad de aplicar la tecnología en una vertiente de la comercialización. Nos dimos cuenta de que, además de la trazabilidad y de la gestión, podíamos disponer de un mercado que relacionara compradores y vendedores en este contexto. En Portugal hay dos formas de venta de pescado: la subasta o el contrato. Lo que nosotros ofrecíamos era lo mejor de ambos mundos: un contrato dinámico. ¿Este contrato se realiza cuando el barco aún está en alta mar? Gracias al contrato dinámico, conseguimos anticipar la venta incluso hasta la madrugada. En cuanto el barco captura pesca, puede ponerla a la venta de inmediato: se notifica a los compradores y la venta puede realizarse antes de que la embarcación llegue a tierra. Esto también es beneficioso para el armador, ya que es él quien define el precio. Si el barco no ha vendido el producto de forma anticipada, tiene la subasta tradicional como segundo recurso. Lo que acabamos creando fue un marketplace que une oferta y demanda en tiempo real, adelanta el periodo de transacción con respecto a lo que es tradicional y ofrece toda la información de trazabilidad del producto.

CORPORATIVO
02 Octubre, 2019

“La digitalización asegura la actualización de los temarios para preparar oposiciones”

OpositaTest es el resultado de la mala experiencia de un opositor que vivió en sus propias carnes cómo los temarios editados en papel no incluían las últimas novedades, por ejemplo, del Código Penal. El resultado es una web y una app que permite “aprender a aprender” y que somete a los candidatos a una serie de test en los que encuentran soluciones justificadas a las preguntas mal contestadas y la posibilidad de competir con quienes serán sus compañeros de oposición. ¿Qué os motivó a presentaros a los Premios EmprendedorXXI y qué os ha aportado como empresa? Nos presentamos a los Premios EmprendedorXXI por la reputación del premio en sí y la de las entidades que lo impulsan. Este tipo de premios dan mucha visibilidad, tanto al proyecto como a la empresa. Nos da un punto de seriedad de cara al exterior; por ejemplo, se nos ve con otros ojos cuando intentamos captar talento. Igualmente, nos permite establecer relaciones con posibles inversores y confiere prestigio y networking en todos los ámbitos (institucional y de otros proyectos), que a la larga es de las cosas más beneficiosas. ¿Cómo surgió la idea de crear OpositaTest? OpositaTest nace en 2016, cuando uno de los miembros del equipo fundador se encontraba preparando oposiciones, en este caso en el ámbito jurídico, en el momento en el que se lleva a cabo una reforma importante del Código Penal. Se encuentra entonces con que ninguna editorial aporta materiales actualizados ni adaptados a las exigencias reales del examen. En este momento nos planteamos que sería muy interesante para los opositores contar con una herramienta digital que les proporcionase no solo materiales fiables, de calidad y siempre actualizados, sino también un importante ahorro de tiempo y de costes en su preparación. ¿Qué creéis que falla en los métodos de estudio tradicionales? ¿Qué necesidad detectasteis? En la preparación de un examen tipo test, con los sistemas tradicionales existen varios problemas. El primero está relacionado con lo rápido que se quedan obsoletos los materiales impresos en formato papel. La evolución legislativa en nuestro país es constante y cualquier cambio puede afectar a los materiales de estudio de los opositores. El segundo problema tiene que ver con el tiempo que se pierde practicando un examen tipo test en formato papel: tienes que comprarte el libro correspondiente, hacer el ejercicio, crear tu plantilla, contestarlo y luego corregirlo pregunta a pregunta. En esta corrección, además, no tienes manera de saber por qué la que tú has señalado no es la opción correcta, lo que, en ocasiones, puede hacer que te surjan incluso más dudas en relación con lo estudiado. El tercer problema es que el método tradicional es un sistema de preparación que, por lo general, no aporta valor aparte de la mera práctica en sí. Y, finalmente, el cuarto problema es que la oposición es una competición, lo que implica que hay que ser el mejor. Hasta que el opositor no realiza el examen y se publican las notas, no puede saber si su nivel era el adecuado, si se debía haber esforzado más o si podía ir más tranquilo al examen porque su nivel era excelente. Para atajar todos estos problemas creamos OpositaTest.com. ¿Por qué creéis que no se había aplicado antes la tecnología para resolver este problema? Creemos que uno de los factores que ha ralentizado la aplicación de las nuevas tecnologías en las oposiciones y, en concreto, en la preparación de los exámenes tipo test es que el sector es muy tradicional; predominan editoriales o empresas muy grandes y acomodadas en un modelo de negocio que gira en torno al papel. El proceso de cambio del papel a lo digital conlleva un esfuerzo extra, no solo tecnológico, sino también humano, y es necesario educar a los profesores y profesionales en el uso y manejo de estos materiales. Creemos que en este ámbito estas empresas no han sabido ver el potencial que les ofrecía la digitalización. ¿Cómo funciona OpositaTest? ¿Qué debe hacer un opositor para interactuar con la interfaz? El funcionamiento de OpositaTest es muy sencillo. Contamos con una base de preguntas tipo test para cada una de las oposiciones o pruebas que preparamos, con la que el estudiante puede practicar de manera totalmente personalizada y a su ritmo haciendo diferentes modalidades de test: por temas, por materias, completos, de preguntas falladas, de preguntas en blanco, etc. Para acceder a OpositaTest, el usuario simplemente debe registrarse y suscribirse a la oposición o al contenido que le interese. Tenemos siempre suscripciones de diferentes duraciones y precios, para adaptarnos a las exigencias y necesidades de cada perfil de opositor concreto. ¿Qué opciones ofrece OpositaTest a los opositores? ¿Cómo ayuda a un opositor a estudiar mejor? Aprendizaje personalizado. Nuestro sistema se adapta al estilo y nivel de cada opositor y le permite confeccionar los test según sus necesidades: por temas o por materias, de preguntas falladas o en blanco, o simulacro de examen oficial. El 100% de nuestras respuestas tienen solución justificada. Esto le permite al opositor saber exactamente en lo que falla y evitarle pérdidas de tiempo que no le aportan valor. También ofrecemos actualización constante, porque queremos que el opositor se centre en el estudio; de todo lo demás nos encargamos nosotros. Le mantenemos informado sobre los cambios y novedades de su oposición. Y, finalmente, ofrecemos un seguimiento personalizado, que permite al candidato saber en todo momento cómo está siendo su evolución y cuáles son sus debilidades y su verdadero nivel. ¿De qué manera detecta el sistema la necesidad del estudiante, su evolución y el método más eficaz para mejorar su rendimiento y los resultados finales? Toda la práctica que el opositor realiza en OpositaTest se guarda, monitorea y analiza. Este seguimiento personalizado se muestra de forma muy visual a través de gráficas, datos y estadísticas, lo que permite al opositor comprobar en todo momento cuál es su nivel y ser consciente de las materias o temas en que falla más, o en cuáles falla menos, en comparación con el resto de opositores. Aprovechamos este análisis para enviarle recomendaciones personalizadas con el objetivo de mejorar sus puntos débiles, lo que se traduce en un mejor rendimiento del opositor y en una mejora de sus resultados. ¿Cómo mantenéis el temario actualizado? Lo hacemos por dos vías, una especie de double-check: por un lado, nuestro sistema actualiza las preguntas y los programas de las oposiciones prácticamente en tiempo real mediante un protocolo único, que revisa continuamente si se produce alguna modificación del temario o una reforma legislativa. Por otro lado, contamos con un equipo de contenido interno y una amplia red de colaboradores externos, que también se encarga a diario de revisar todos los boletines y novedades legislativas y confirmar los cambios procedentes en el sistema. El sistema está diseñado para que cualquier cambio pueda ser acometido al momento y el usuario siempre disfrute de contenidos actualizados. Somos los más rápidos. ¿Qué ventajas obtiene el estudiante mediante la realización de test cada vez que finaliza una parte del temario? Según estudios publicados por distintas universidades, guardar el temario y practicar el recuerdo es una estrategia de estudio muy potente. Con este método, se logra retener un 78% más de la materia a largo plazo que si únicamente se practica el repaso del temario mediante lectura. Cuando los estudiantes tienen el material delante, creen que lo conocen mejor de lo que lo conocen en realidad; sin embargo, cuando practican el recuerdo es cuando realmente asientan el conocimiento y activan la memoria. Además, esta práctica como método de estudio ayuda a la memoria de plazo intermedio, por lo que, en el caso de personas que preparan oposiciones, cobra importancia real a la hora de conseguir el aprobado. Tenemos comprobado que los usuarios que utilizan nuestro sistema mejoran sus resultados con tasas superiores al 95%. Es importante acostumbrarse a la forma de preguntar, al tiempo que tienes para responder y a cómo elegir la opción más correcta; en este sentido, en OpositaTest les ayudamos a ir lo más preparados posible. ¿Cómo funciona el sistema de gamificación de OpositaTest? Opositar es normalmente un proceso muy solitario, arduo y que depende en gran medida de la voluntad del opositor. Nuestro sistema busca incentivar la preparación y que estudiar sea algo divertido y adictivo. Aprender jugando es la mejor manera de asimilar los conocimientos. Esto lo conseguimos con el ranking y con los retos entre opositores. A medida que el opositor practica, ponderamos sus resultados para colocarlo en un ranking en el que puede compararse con otros opositores, lo que tiene una doble ventaja: incentiva la preparación gracias a la motivación de querer ser el mejor y subir puestos en la clasificación y, además, proporciona una imagen más fiel del nivel real de uno mismo. No podemos olvidarnos de que en las oposiciones no basta con aprobar, hay que ser el mejor. ¿Con cuántos usuarios cuentan vuestra web y vuestra app? Actualmente, en OpositaTest contamos con más de 260.000 usuarios registrados, que practican con nosotros tanto desde la versión web de OpositaTest.com como a través de nuestras aplicaciones para IOS y Android para móvil y tableta. ¿Pensáis en la internacionalización del proyecto? Sí, la internacionalización es algo que está en nuestros planes. La respuesta de nuestros clientes nos motiva para seguir creciendo. Pensar en dar servicio en otros países nos hace mucha ilusión. ¿Tenéis pensado extender vuestro método a otras áreas de formación? Actualmente ya contamos en nuestra web con otros contenidos diferentes de las oposiciones. Desde hace más de dos años, somos la plataforma oficial del Colegio de Gestores Administrativos de Galicia: todos sus alumnos preparan la prueba de acceso a la profesión de gestor administrativo con nuestra web. Además, también tenemos incorporada la prueba de acceso a la abogacía, que desde hace unos años consiste en un examen tipo test. ¿Cómo creéis que las nuevas tecnologías afectarán al sector de la educación en un futuro próximo? ¿Queda mucho por emprender dentro del sector? El objetivo de la educación debe ser aprender a aprender: menos memorizar datos y más espíritu crítico. Aquí es donde la tecnología juega un papel importante, ya que ayuda al alumno a ser más consciente de su proceso de aprendizaje y lo prepara para mejorar su capacidad de autoaprendizaje.

CORPORATIVO